¿Por qué Kodak tenía ojos, pero no oídos?

Kodak, una compañía especializada en la producción de rollos, papel y cámaras fotográficas, con más de 120 años de existencia, se declaró en bancarrota en el año 2012. Acostumbrada a ir a la cabeza de sus competidores no supo escuchar a sus clientes de años y potenciales debido, en gran parte, a la falta redes sociales que son los oídos de una empresa. Por lo tanto, ¿cómo iba a saber lo que las personas de hoy deseaban obtener?

Analizando el caso de Kodak se ve que no supo reinventarse, ignoró las nuevas tecnologías,  integradas en las cámaras digitales, teléfonos inteligentes y la web. Los clientes dejaron de ser atendidos de acuerdo a sus nuevas necesidades, por lo que la marca ya no fue útil ni innovadora para ellos.

rollos Kodak

En el momento que dejo de actualizarse, también dejó de lado el mundo del internet, un factor de expansión de suma importancia en esta época. No contando con promoción digital ni con redes sociales,  ¿cómo llegaría a saber lo que las personas de hoy deseaban obtener? No escuchó a sus clientes y tampoco se comunicó con ellos.

Aprendamos de los errores de Kodak;  es importante tener ojos y oídos a través de las redes sociales  que hablen por ti y/o tu empresa y escuchen las nuevas necesidades de tu target, para seguirte expandiendo, actualizando y produciendo.

Media Green Eye, como agencia de marketing y publicidad digital, te provee del servicio de manejo de redes sociales  -entre otros servicios- por eso no dudes en contactarnos: www.mge.agency

Escrito por Gabriela Gutiérrez Moreno y Leonor Rodríguez Hickie

Comparte
Categories: Casos de éxito y fracaso de negocios, Marketing digital, Publicidad, and Redes Sociales.